Propósitos de lectura

Publicado: 26 de diciembre de 2015 en lecturas

Placer interior

A mediados de diciembre acabé de tutorizar un curso online sobre la Clase Invertida para el INTEF, que me llevó más tiempo y dedicación del que pensaba. Bueno, eso suele suceder con casi todos los cursos, pero especialmente con los de soporte virtual, pero no es este el tema del que quiero hablar.
A menudo, después de una actividad tan intensa me viene una especie de resaca, como un vacío que debo llenar con otra actividad. En este caso, lo que hice fue rescatar un libro que llevaba pendiente… no sé cuantos años y éste me ha llevado a otro, que llevaba más tiempo aún esperando y que posiblemente me lleve a otros…
Mi relación con los libros suele ser muy intensa. No sé si me apodero de ellos o son ellos los que me sobrecogen. y sin embargo, tanta intensidad con el paso del tiempo me lleva a una especie de laguna. Como esas lagunas tan quietas que reflejan perfectamente lo que les rodea; ya sea el cielo estrellado o una gruta volcánica. Tengo que arrojar una piedra para que el efecto de invisibilidad se rompa y mi memoria se adentre en la lectura pasada. Pues bien, ya que me pierdo tanto, he decidido dejar aquí una pequeña colección de chinitas, callaos, o piedritas, como prefieran llamarlas, para poder prolongar un poco el recuerdo de las lecturas que emprenda desde este casi pasado mes de diciembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s